Manifiesto de apoyo a la campaña Internacional para la ampliación de las competencias de la “MINURSO” en Derechos Humanos

La Asamblea de socios de la Asociación de Amigos del Sáhara de Almería, reunidos el 13 de febrero de 2014 deciden por unanimidad sumarse a la campaña Internacional para la ampliación de las competencias de la “MINURSO” en Derechos Humanos, a la luz de las continuas y graves violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen marroquí contra la población civil saharaui, a pesar de la presencia de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). Dicha misión no ha logrado impulsar el mencionado referéndum para el ejercicio de la libre determinación del Pueblo Saharaui, ni incorporar entre sus competencias la vigilancia del cumplimiento de los derechos humanos en el territorio.

El Pueblo Saharaui se enfrenta cada día en los territorios ocupados del Sáhara a una máquina fría e irracional de matar, a través del abuso más cruel. Ancianos, mujeres y niños son golpeados permanentemente por la crueldad de un régimen invasor y tiránico que expresa permanentemente su necesidad de perpetrar el genocidio saharaui a través de palizas, violaciones, torturas, detenciones, desparaciones y muertes.

En este conflicto existe un agresor y un agredido, una actitud de respeto de la legalidad internacional y una falta de respeto a la ley. Comparar a la víctima con el verdugo con el fin de buscar un pretendido equilibrio diplomático o por estrictos intereses políticos y económicos no es sino una interpretación perversa del concepto de igualdad que sólo favorece a la injusticia, ayuda a su normalización y fomenta la perpetuación del abuso constante del más fuerte.

La permanente inutilidad de la justicia internacional, el incumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, el apoyo público y privado al régimen invasor, no sólo perpetúan la injusticia, la brutalidad y el abuso. Además, ponen a toda la región en serio riesgo de volver a vivir una guerra.

            El camino que se inició cuando España entregó el territorio al agresor es ya demasiado largo y sus cunetas están habitadas por miles de cadáveres, de hermanos que murieron por el simple hecho de ser lo que eran y lo que serán siempre, SAHARAUIS, y por rechazar ser otra cosa por imposición salvaje y genocida.

El Secretario  General  del  POLISARIO  ya ha pedido a la ONU medidas urgentes y concretas para proteger  a los ciudadanos saharauis en los territorios ocupados por Marruecos a raíz de la brutal  intervención y represión  desatada por las fuerzas de ocupación marroquí contra una manifestación pacífica  ocurrida este  11 de  enero en la calle Smara, de la capital ocupada de El Aaiún.“Marruecos que ha  violado la legalidad internacional ocupando ilegalmente al Sahara Occidental continúa  perpetuando y  violando de forma grave y persistente  los derechos humanos de ciudadanos saharauis en presencia de la ONU, responsable del proceso de descolonización de la  última colonia africana”, señala  Abdelaziz en su carta a Ban Ki  Moon.

A finales de abril de 2014, como todos los años, el Consejo de Seguridad de la ONU renovará el mandato de la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental). Se trata de la única misión especial de Naciones Unidas sin competencias en la vigilancia de los derechos humanos, y por todos son conocidos los abusos de las autoridades marroquíes contra la población saharaui que vive en los territorios ocupados.

Se ha lanzado una campaña unitaria para conseguir que esta realidad cambie en la próxima votación del Consejo de Seguridad. El movimiento solidario internacional, y muy especialmente el español, debe hacer seguimiento de esta campaña y apoyar su difusión al máximo.

La Asamblea de socios de la Asociación de Amigos del Sáhara manifiesta:

 Su adhesión a esta campaña, nacional e internacional, con el fin de que se amplíe el mandato de la MINURSO para incluir la vigilancia de los derechos humanos en el territorio.

 Exige a la comunidad internacional que abandone su silencio ante las atrocidades cometidas por el régimen marroquí, y que escuche a las organizaciones de derechos humanos locales e internacionales. Que asuma la responsabilidad de los abusos que se cometen en el territorio, y que desarrolle mecanismos para el cumplimiento de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

No nos cansaremos de manifestar nuestro apoyo y recordar el derecho inalienable del Pueblo Saharaui a la autodeterminación tal y como recoge la Carta Fundacional de las Naciones Unidas y las sucesivas resoluciones relativas al proceso de descolonización del Sáhara Occidental aún por finalizar.

¡Con la ayuda de todos y todas podemos conseguirlo! ¡Sáhara Libre!

 

Historia del proyecto Vacaciones en paz

INTRODUCCIÓN

Desde el inicio del conflicto armado saharaui-marroquí, se concreta la puesta en marcha durante los meses estivales de unas colonias infantiles en la costa de Argelia con el fin de que los niños y niñas saharauis en el exilio puedan distanciarse temporalmente de la realidad de los campamentos de refugiados, de las carencias (alimenticias, educativas, sanitarias) que soportan y sufren y de las altas temperaturas que en verano llegan hasta 55 – 60ºC. El programa se inicia en el verano de 1976, con un grupo reducido de niños
A España comienzan a llegar en el verano de 1979.

Las mujeres saharauis promovieron este proyecto a mediados de los años 80. Vieron esperanza, vieron la posibilidad de que sus hijos durante un par de meses tuviesen una dieta equilibrada y variada, pudiesen solucionar sus problemas de salud, soñasen con nuevos amigos, conociesen otra cultura y evitaran otro verano sometidos a temperaturas extremas en el desierto.

El Programa Vacaciones en Paz, está coordinado por la federación de las Asociaciones andaluzas de amistad con el Pueblo Saharaui. Viene funcionando, como tal en Andalucía desde 1993 , nuestra provincia comenzó a llevarlo a cabo en 1991.

Durante estos años, unos 30.000 niños y niñas saharauis han sido acogidos por familias andaluzas, con el propósito de sacarlos de una zona en conflicto, de un espacio desértico y hostil como es el de Tindouf (Argelia), donde están ubicados los campamentos de refugiados saharauis.

La estancia de los niños y niñas en Almería y pueblos de su provincia, se realiza con familias que de forma voluntaria se prestan a acogerlos en sus casas, la estancia es en régimen de acogimiento temporal por familias, responsabilizándose éstas del alojamiento, la manutención y parte de la educación de los niños. .

Estos pequeños cuando llegan a Almería y durante su estancia, reciben una asistencia sanitaria que nos permite conocer su situación de salud. Generalmente presentan anemias debidas a la mala y monótona alimentación que reciben, determinadas patologías derivadas del agua que consumen, problemas dermatológicos y otro tipo de afecciones de mayor o menor consideración; pero tras el verano se recuperan, toman peso, mejoran su aspecto y prueban por primera vez productos frescos.

El objetivo de Vacaciones en Paz es precisamente dar a estos niños y niñas un respiro de las condiciones de vida tan duras en las que se encuentran, que disfruten de unas vacaciones durante los meses de Julio y Agosto, que puedan conocer otras formas distintas de vida que no sea el cruel e inhóspito desierto donde se encuentran refugiados, que se relaciones y conozcan otra cultura, la que sus familiares tuvieron mientras fueron colonia española hasta que en 1975 fueron invadidos por MARRUECOS. También es una forma de mostrar la solidaridad con el Pueblo Saharaui, es una forma de posicionarse ante un conflicto abierto entre el Gobierno marroquí y los saharauis (a pesar de las resoluciones de la ONU, que siguen considerando a España, responsable jurídicamente de los que fueran habitantes del territorio de la 53 provincia española el Sáhara Occidental). No sólo es una acción humanitaria con los más desfavorecidos, en este caso los niños/as, es también una acción política que está reflejando el deseo de solucionar de una vez por todas un conflicto que tiene a un pueblo desterrado de su legítimo territorio.

Objetivos principales:

  • Posibilitar a la población infantil de los Campamentos de Refugiados Saharauis salir de las duras condiciones en que viven allí durante los dos meses en que las temperaturas alcanzadas en los Campamentos pueden llegar a 50 grados centígrados.
  • Realización de reconocimientos médicos estudiando las posibilidades de someterlos a diferentes tratamientos según las necesidades. Reconocimientos y tratamientos que resultan imposibles de llevar a cabo en los Campamentos.
  • Promocionarles un equilibrio nutricional que les permita recuperar niveles de los nutrientes necesarios aunque sea con carácter coyuntural.

Para conseguir los objetivos señalados en el apartado anterior se realizan actividades como:

  • Organización de la estancia de los niños en las familias de acogida.
  • Organización de actividades lúdicas  y educativas como salidas a espacios naturales, recepciones de los Ayuntamientos, actividades programadas por la Asociación y las que las familias consideren para un mayor disfrute de los niños y niñas durante su estancia, para que establezcan contacto con niños del municipio.
  • Organización de visitas médicas en los Centros de Salud que previamente hayan sido concertados.
  • Organización de charlas informativas con las familias de acogida para facilitar la convivencia e integración entre culturas , así como para informar sobre la situación en que viven éstos niños en su lugar de origen , sus carencias sanitarias, nutricionales y se les darán las recomendaciones oportunas.

Después de la marcha de los niños se mantienen reuniones con las familias de acogida para realizar una evaluación del proyecto y para realizar acciones a fin de dar a conocerlo a todo el mundo.
 

Requisitos de las familias de acogida:

  • Celebrar una entrevista con los responsables del proyecto a fin de que sean informados del programa y decidir sobre la idoneidad de la familia.
  • Los niños y niñas suelen venir a finales de junio e irse a finales de agosto, por cuanto las familias de acogida han de responsabilizarse íntegramente de su cuidado durante ese tiempo.
  • Llevar a los niños y niñas a las revisiones médicas pertinentes y, en caso de medicación, cumplir el tratamiento. Enviar a los Campamentos los informes que hayan recibido de sus revisiones médicas y la medicación que se le haya prescrito en el caso de tener que continuar con tratamiento.
  • Asistir con el niño/niña a las actividades consideradas por la asociación como obligatorias.
  • Colaborarán con la financiación de una mínima parte del coste del viaje, mediante la venta de papeletas.
  • Se harán socios con cuotas variables de acuerdo a las posibilidades de cada familia de acogida.
  • Respetar los valores culturales de los niños y niñas.
  • Implicarse en la difusión de las actividades realizadas por la Asociación con el fin de recaudar fondos para el pago y los gastos derivados del viaje de los niños y niñas saharauis.

Nuestro sincero agradecimiento y reconocimiento a las familias de acogida que son las que propician que pueda llevarse a cabo éste, el Programa estrella de nuestra Asociación.